¡Envíos a toda la República Mexicana!

A través de María, “Todos los nudos de nuestro corazón, cada nudo de nuestra conciencia se pueden deshacer. - Papa Francisco

HISTORIA DE LA DEVOCIÓN A LA VIRGEN
MARÍA DESATADORA DE NUDOS

 

La devoción a la Virgen María Desatadora de Nudos, empieza en Alemania a principios del siglo XVII. A la luz del milagro de la reconciliación matrimonial de Wolfgang Langenmantel  y Sophie Imhoff, que sucedió el 28 de  septiembre de 1615 en la Capilla del  Monasterio de lngolstad a 70 km de  Augsburgo, con el Padre Jesuita Jakob Rem un sacerdote con gran conocimiento  y profundidad espiritual al que acudieron los esposos.

 El Sacerdote pidió a los esposos que elevaran continuas oraciones para sanar su matrimonio durante 40 días, el último día durante la oración que presentó el Sacerdote a María por los esposos dijo: “María inmaculada, te invoco y elevo a ti la cinta de este matrimonio, desata los nudos y extiéndela”

En ese momento milagrosamente los nudos de la cinta se desataron y recobró de nuevo su color blanco, a partir de ese momento la pareja se reconcilió y vivió un matrimonio feliz.

El gran milagro de la oración a María fue la reconciliación y el perdón entre los esposos que estaban a punto de divorciarse. El perdón llegó a lo más profundo del corazón, donde esta el odio, el rencor, el resentimiento y el orgullo, que por la intercesión de María se pudo vencer y sanar.

El nieto de Wolfgang y Sophie, Hieronymus Ambrosius von Langenmantel, se hizo Sacerdote Jesuita y para recordar el milagro en el matrimonio de sus abuelos, por intercesión de la Virgen María dedicó una capilla en la iglesia de San Sankt Peter Am Perlach en Augsburgo y mandó a hacer un retablo para propagar la devoción de María Desatadora de Nudos.

Día de celebración: 8 de Diciembre